Ajonjolí es un perrito tipo Weimaraner, cuando llegó a Milagros Caninos presentaba un estado muy grave de desnutrición y por tal motivo tiene una malformación en sus patitas delanteras.

Es muy juguetón y a pesar de haber estado deambulando toda su vida por las calles, sin comida, él supo mantener el estilo y nunca decayó. Aguantó mucho.

Ajonjolí fue el primer perrito en Milagros Caninos en la sede de Topilejo, por lo que su misión ha sido enseñar el camino a otros tantos perritos que por el momento están sufriendo en las calles pero algún día llegarán a vivir con nosotros.

Ajonjolí se recuperó muy bien de todas las lesiones que tenía. Ahora es un perro muy gordito y muy juguetón. Él sabe que es el pionero del Santuario de Topilejo.

Hoy es un perrito muy feliz y activo.

Ayúdanos compartiendo
© Milagros Caninos | enlaces amigos | Diseño web por Pixelar
Siguenos: