Recibimos el reporte de un perro que estaba tirado en la calle, entre los árboles, sangrando del cuerpo y no se podía mover.

Una niña se percató de esto y nos lo entregó.Cuando lo vimos de inmediato se hospitalizó.

No sabemos si fue golpeado o atropellado pero en efecto, Berenjeno no podía caminar.

El problema mayor de Berenjeno no era tanto que pudiera caminar o no, sino los millones de gusanos que salían de su cuerpo además de todas las heridas en su piel.

Estuvo internado más de un mes, tratando de terminar con los gusanos. Era muy temeroso, tenía miedo a todo.
Durante el tratamiento lo visitamos diario y empezamos a enseñarle a caminar con un carrito.

Estamos muy orgullosos de el porque, aún con gusanos, hizo el intento por caminar y después le gustaba salir a la calle a pasear.

Después de su recuperación, ingresó a Milagros Caninos y nunca se nos va a olvidar que desde que llegó, con su carrito verde limón, se sintió como en su casa y empezó a correr entre todos los demás perritos.

Quien iba a decir que ahora es de los perritos más traviesos, hace hoyos en el jardín, aparece en todas las fotos, hace todas las travesuras, siempre está donde hay gente y ese perrito temeroso con una mirada tan triste, ahora es el más feliz y tiene un gran amigo y compañero de aventuras, Bolillo, otro perrito paralítico.

Berenjeno, eres un ejemplo enorme de que sí se puede salir adelante a pesar de todo!

Además eres la alegría de Milagros Caninos!!

Ayúdanos compartiendo
© Milagros Caninos | enlaces amigos | Diseño web por Pixelar
Siguenos: