CHICORIA

Esta perrita hermosa fue rescatada por una voluntaria cuando era una bebé. Estaba llena de sarna, pulgas y muy desnutrida. No fue un caso fácil, pero ahora que ya está recuperada se convirtió en toda una señorita preciosa, gordita y peludita.