CILANTRO

El fue encontrado con un balazo en el codo y se tuvo que operar, además estaba exageradamente desnutrido, con pulgas y de un golpe en la cabeza perdió un ojo.

Tardó meses en acercarse a la gente ya que era muy uraño pero ahora poco a poco ha ido perdiendo el miedo y aunque no le gusta jugar, sí convive con todos los demás.

Por cierto ya esta bastante gordito!